Seleccionar página

Cuando se habla de Proactividad, se refiere a la actitud con la que la persona asume el pleno control de su conducta de modo activo, toma la iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces, para generar soluciones o mejoras,  haciendo prevalecer la libertad de elección.

La proactividad involucra además, asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer.

1. Las personas reactivas constantemente son víctimas de las circunstancias, siempre tienen una serie de pretextos para no hacer las cosas o también los tienen cuando no se dan los resultados que esperan. Se concentran en su círculo de preocupación y no entienden que entre el estímulo y la respuesta, hay siempre una elección consciente o inconscientemente.

2. Las personas proactivas tienen las siguientes características:

  • Deseo de hacer bien las cosas.
  • Incentivan la imaginación. Tienen una visión de futuro.
  • Tienen fe de que todo saldrá bien.
  • Responden de acuerdo a valores. Tienen Autorregulación.
  • Aceptan y buscan responsabilidades.
  • Planean de manera organizada.
  • Se concentran en el círculo de influencia, o sea en lo que si pueden hacer.
  • Toman decisiones.
  • Son persistentes.
  1. Los cuatro dones de las personas proactivas son:
    I. Autoconocimiento.
    II. Imaginación.
    III. Conciencia y
    IV. Voluntad Independiente

PUNTOS CLAVE

I. En el trabajo, como en la vida cotidiana, es muy importante ser proactivo e inventarse el futuro. Finalmente nosotros somos el resultado de nuestras decisiones en la vida.

II. El lenguaje proactivo siempre va acompañado de acciones. ¿Cuál es mi visión? y elaborarla. ¿Cuáles son mis objetivos?, elaborarlos y cumplirlos. Medir periódicamente mis avances y realizar los ajustes necesarios.

III. A partir de ahora definir de que manera seré proactivo y nunca más reactivo.