Seleccionar página

Cuándo laboraba en una trasnacional importante, ocupando un puesto de nivel medio, constantemente me planteaba la interrogación ¿Porqué hay personas que ocupan niveles altos en la empresa?.

Me surgían distintas respuestas, entre otras:

  • Son personas inteligentes.
  • Son personas muy buenas técnicamente.
  • Son personas de mucha experiencia y conocimientos.
  • Son personas que han sabido relacionarse con gente importante,
  • Etc. Etc.

En estas y otras respuestas hay parte de razón, sin embargo, con el tiempo me di cuenta que eran personas que generalmente eran muy buenas para tomar decisiones. Definitivamente hoy estoy plenamente convencido que el nivel que ocupamos en una empresa es de acuerdo al tipo de decisiones que tomamos y que si queremos elevarnos a los más altos niveles debemos desarrollar una gran capacidad de tomar decisiones complejas.

A continuación enlisto una serie de puntos clave para tomar buenas decisiones:

  1. Descubrir nuestro estilo personal de tomar decisiones. ¿Soy una persona analítica? O una persona impaciente. ¿Qué es lo más conveniente?
  2. Involucrar en la decisión a personas que piensan diferente a usted. Reza el refrán, “dos personas piensan mejor que una”.
  3. Evitar la tentación de solucionar los problemas como lo he hecho desde siempre. ¿Habrá alguna mejor manera de solucionar que no hayamos aprovechado?.
  4. Solucionar los problemas tomando en cuenta a las distintas partes involucradas, que saldrán beneficiadas o afectadas.
  5. Solicitar información a las partes que serán afectadas por la decisión. Si a la gente se le pide opinión, habrá mayor respaldo e involucramiento.
  6. Asegurar que se está corrigiendo el verdadero problema. Hacerse preguntas tales cómo Cuáles son las causas y efectos del problema?.
  7. Tomar en cuenta la mayor cantidad posible de soluciones. La lluvia de ideas funciona muy bien.
  8. En la medida de lo posible utilizar “datos duros”, es decir cifras involucradas en la decisión. Evaluar costo-beneficio.
  9. Aprenda de sus decisiones anteriores. Administración del conocimiento y experiencias pasadas.
  10. Pida críticas constructivas a la decisión tomada. Aunque duela, analizar las críticas. Si lo ve necesario “es de sabios cambiar de opinión”.

 

MDOH, Quirino A. García.
Coach, ejecutivo de Vida y Empresarial
Capacitador y expositor.